Frase graciosa ya de hace un buen tiempo

Quiero cambiar el mundo, pero nadie me da el código fuente.